Detección de enlaces tóxicos

Detección de enlaces tóxicos

En enlace tóxico no es más que aquel tipo de enlace que te está apuntando desde una web de ha sido penalizada por los buscadores, o comprometida de alguna otra manera. El funcionamiento de los buscadores es bastante peculiar: básicamente conseguimos elevar la posición de cualquier web transfiriendo la autoridad que otra pueda llegar a tener. Si una web con alta autoridad nos enlaza, nosotros nos quedamos parte de ese poder que utilizamos para subir posiciones. Sin embargo, también ocurre exactamente lo contrario, si una web está penalizada, sus enlaces pueden ser tóxicos y hacer que perdamos posiciones Detectar enlaces tóxicos es bastante complicado; por esa razón, hemos preparado un pequeño listado de herramientas que te pueden ayudarte hacer una pequeña idea de si tu web lleva arrastrando ese problema.

Herramientas para la detección de enlaces tóxicos

Disavow Tools de Google

La primera opción que te traemos es la herramienta propia de Google. Simplemente tenemos que subir un archivo de texto con los sitios o dominios que queremos impedir que sus enlaces tóxicos nos puedan apuntar. Ahora bien, en un pequeño problema es que la propia herramienta no se encarga de detectar los enlaces tóxicos. Para solucionarlo, lo que podemos hacer es entrar a “herramientas para webmaster”, también de Google, y analizar uno por uno los enlaces que nos apunta… Es largo y tedioso, pero, a la larga, se considera una de las mejores opciones.

LinkDetx/LinkRisk

Por otra parte, nos encontramos estas dos herramientas que, a diferencia del anterior, no son gratis, tendremos que pagar una cuantía de unos 150 € al mes si queremos usarlas. Serán capaces de poder analizar al dedillo todos los enlaces entrantes a nuestra web y, gracias a una enorme base de datos, poder discriminar entre los que son tóxicos en los que no. Ahora bien, presentan una serie de problemas que es importante tener en cuenta: -Muchos usuarios han reportado que estas herramientas son capaces de poder detectar como enlaces tóxicos aquellos que realmente no lo son. Por ejemplo, esto se puede producir en enlaces tóxicos que comparten el mismo de DNS; en realidad, esto se puede tratar de algún tipo de coincidencias ya que pueden estar utilizando el mismo servicio de hosting. Si no controlamos en este aspecto, es posible que acabemos borrando un enlace como tóxico cuando en realidad nos estaba ayudando a poder subir posiciones. -En otro de los criterios que se basa para poder determinar que el enlace es de baja calidad es que todavía no tenga ningún valor asignado para el PageRank; aquí pasan dos cosas: o bien la web es demasiado nueva para tener un valor asignado, pero, aun así, es de calidad, o bien ya estamos hablando de un valor que ha perdido mucha importancia de cara al posicionamiento y que nosotros pensamos que no se debería de tener en cuenta. Ahora sí, calcula que, aproximadamente, cerca de un 80% de los enlaces que las herramientas detecten como tóxicos, lo van a ser realmente. Con estas tres herramientas, podremos empezar a trabajar los enlaces entrantes de la página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *